(Cap. 47) SIGNIFICADO DEL SOL EN LAS CASAS

SOL en CasasCada casa representa un área de la vida y, dependiendo de su posición, las energías de cada planeta se manifestarán principalmente a través de las circunstancias de la vida representadas por dicha casa. Para saber qué signo corresponde a cada casa tendremos que saber la hora de nuestro nacimiento, de no ser así, no podremos saber con exactitud la posición de los planetas en las casas.

El nativo que tenga a Sol en Casa I: tendrá un aumento de vitalidad según el signo saliente y por lo tanto un aumento también de las fuerzas recuperativas. Iluminará su infancia y estabilizará su naturaleza haciéndole más alegre, sociable, ambicioso de éxito y le dará arrojo para vencer los obstáculos de la vida. Será una persona que anhelará ser caudillo y ejercer autoridad sobre los demás ya que el valor, la energía y la audacia se unen para hacerle emprendedor. Tendrá tal intensidad vital que le hará ejecutar las acciones con rapidez. Gran dosis de impulso y exuberancia, con predominio del cerebralismo sobre el sentimentalismo. Su actuación estará marcada por la fogosidad, pero actuará con despotismo cuando se sienta herido en su orgullo. Será una persona con gran confianza en sí mismo, pero necesitará una buena dosis de realismo para no acometer empresas que por su propia grandeza le puedan desbordar. Si el Sol estuviera afligido, debilitará su vitalidad, haciéndole tímido, vacilante y falto de coraje y ambición; de ahí que las oportunidades de una vida exitosa serán pocas a no ser que haya muchos aspectos buenos que modifiquen este estado.

El nativo que tenga a Sol en Casa II indica que tendrá el favor de personas de elevada posición para mejorar su situación material, ayudándole a conseguir una vida confortable. Tendrá tendencia a derrochar dinero y, a menos que estas características sean controladas podría traerle el fracaso financiero. Será reservado, prudente y paciente, cualidades que le ayudarán para conseguir sus fines, aunque necesitará ser impelido, en un principio, para comenzar a desarrollar sus metas. Encarará su destino personal con realismo o pragmatismo y trabajará lenta pero incansablemente para consolidar su economía. Será una persona ahorradora. Raramente actuará de forma espontánea o precipitada, preferirá asegurar e incluso reasegurar sus pasos sobre terreno sólido para descartar posibles errores. Si el Sol estuviera afligido, despertar su cólera podría traer consecuencias intensas y brutales.

El nativo que tenga a Sol en Casa III tendrá una personalidad jovial, muy observadora e ideas muy claras. Esta posición del Sol favorece los viajes y los escritos, es una excelente indicación para los escritores, puesto que le ayudará a atraer el favor del público y la fama. El Sol siempre aclara la Casa donde esté situado.

El nativo que tenga a Sol en Casa IV tendrá sensibilidad unida a la timidez, con gusto por la comodidad hogareña. Su familia, tanto en la nacida como en la que pueda formar, será la clave de su expresión personal, ya que el apego y la posesividad respecto a su entorno cotidiano serán grandes. Será reservado en la manifestación de sus sentimientos y muy susceptible cuando sus sentimientos íntimos sean tocados. Su gran amor al pasado estará presente durante toda su vida. Tendrá tendencia a sentir al padre como un ser autoritario y poderoso. Esta posición puede significar también que el padre pueda estar física o psicológicamente ausente. Los primeros años de su vida estarán privados de la influencia solar y, por tal razón, su vida estará marcada por una lucha constante hacia arriba, el consuelo de esta posición es que los años de declinación serán muy placenteros.

El nativo que tenga a Sol en Casa V tendrá un gran atractivo para el sexo opuesto. Le proporcionará mucha satisfacción en la vida y promete fortuna como maestros, publicistas, editores y todo lo relacionado con niños. Tendrá deseos de prestigio y respeto social con una voluntad sostenida y empeño por imponerse. Si es atacado en su orgullo, podrá mostrarse tiránico. Sabrá cómo llamar la atención sobre sí mismo para conseguir despertar atención. Esta posición favorece a los galanteos, amoríos y placeres a excepción de los hijos. No favorecerá la gestación de hijos, esto será especialmente cierto si el signo de Leo está en su cúspide; sin embargo esta tendencia será modificada de algún modo cuando un signo ácueo esté en esta cúspide. Cuando uno de los padres tiene el Sol en Casa 5ª, la descendencia no será numerosa.

El nativo que tenga a Sol en Casa VI tendrá gran sentido común, modestia y discreción en su quehacer diario, el servicio y la entrega a los demás le darán la oportunidad de manifestar sus auténticas cualidades. Esta posición del Sol, da gran habilidad para la química y buenas cualidades analíticas para la investigación. Poseerá precisión, orden y método en su conducta laboral y social, estando la utilidad y la eficacia presentes en la consecución de sus tareas. Su sentido crítico estará muy desarrollado y, percibirá con toda claridad los defectos y virtudes de los demás. La posición del Sol en la Casa 6ª está debilitado y el fluido vital obstruido y, por tal razón las personas con el Sol en esta posición serán particularmente propensas a la enfermedad, restableciéndose lentamente. Si fuera empleado, será eficaz en su trabajo, pero será muy suspicaz hacia sus patronos y hará frecuentes cambios con el pretexto de que sus habilidades no son suficientemente apreciadas. Si fuera patrono, esta posición favorecerá el éxito en los negocios propios, pero indica que tendrá disgustos con los servidores por su naturaleza dominadora.

El nativo que tenga a Sol en Casa VII tendrá fortuna en las asociaciones y en el matrimonio con una complementación vital afortunada. Atraerá un compañero de matrimonio absolutamente leal y sincero. Su carácter estará falto de agresividad, tendrá gusto por el trato social, será de una naturaleza armoniosa y no sabrá vivir en conflicto. Pondrá el máximo interés en solucionar las disputas que surjan en su entorno, será defensor a ultranza de la paz y el buen entendimiento. Le costará decidirse por una postura, ya que siempre observará las dos caras de una misma cuestión, viendo siempre el lado positivo. Perseguirá siempre la legalidad en sus actuaciones con todas sus consecuencias, no obstante sentirá rechazo hacia la autoridad. Será débil frente al halago y necesitará del apoyo ajeno para sentir una plena satisfacción personal. Si este nativo se viera envuelto en litigios, el Sol en esta Casa, le predispondrá el favor de los jueces y a un resultado feliz.

El nativo que tenga a Sol en Casa VIII tendrá un aumento de riqueza mediante el compañero de matrimonio, pero también indica la tendencia del compañero a ser excesivamente generoso y despilfarrador de sus propiedades. Su afectividad será profunda y estable, la emoción y la pasión serán su fuerza; sus poderosos deseos le darán intensidad y obstinación para conseguir sus objetivos. Sus afectos y aversiones serán directos y espontáneos, siendo la acumulación de resentimientos la que desate sus peores instintos destructivos. Poseerá gran tenacidad para conseguir el dominio sobre los demás, pero lo efectuará de tal forma que ellos no lo percibirán. La lucha y los obstáculos no le arredrarán en absoluto, y tendrá una capacidad de resistencia excepcional cuando sea puesto a prueba. Su instinto sexual será acusado. Esta posición es perjudicial en lo que respecta a la vitalidad y a menudo una vida prometedora se acaba antes de tiempo, consiguiendo un reconocimiento póstumo, fama e inmortalidad. Esto puede ser modificado por otros aspectos positivos en su Carta Astral.

El nativo que tenga a Sol en Casa IX tendrá un corazón noble y bondadoso y una actitud generosa y tolerante hacia la opinión de las demás personas. Tendrá urgencia interna para solventar los problemas de la vida y aprender el “por qué” y el “cuando”. Podrá ser un excelente abogado y ministro de Dios, sus misiones a menudo le llevarán a tierras extrañas. Sentirá gran necesidad de exteriorización mental, con tendencias idealistas pronunciadas y respeto a la jerarquía social y el orden establecido. La sinceridad, la franqueza y la lealtad serán apreciadas y mantenidas por él como código de conducta. Sentirá atracción por la vida al aire libre y fascinación por el deporte. Como anécdota, podríamos decir que será algo redicho.

El nativo que tenga a Sol en Casa X tiene una de las posiciones más seguras para tener éxito general en la vida. Esta persona subirá peldaños por el favor de aquellos que están más elevados que ella en la escala social. Su interés se centrará en el área profesional y, su carrera no solo le aportará éxitos, sino también le absorberá su personalidad, porque sentirá una auténtica vocación; tanto que será necesario que tenga cuidado para no descuidar otras áreas de la vida, siendo éste el motivo por el cual su matrimonio y vida sentimental podrían resentirse. Necesitará ser admirado como alguien importante.

El nativo que tenga a Sol en Casa XI tendrá la oportunidad de que sus deseos, esperanzas y aspiraciones sean realizados gracias a los amigos de elevada posición. Sus objetivos concretos se realizarán con éxito y dedicará mucho tiempo a las actividades sociales o de grupo, incluso ocupando algún cargo ya que llegará a subordinar sus necesidades personales a las del grupo. Su amistad será correspondida y podrá hacer feliz a muchas personas. Su gran capacidad de organización puede hacerle líder de algún grupo o estar relacionado con esfuerzos comunitarios, actividades sociales o movimientos donde podrá expresar su creatividad.

El nativo que tenga a Sol en Casa XII será un alma solitaria, como si repeliese a sus semejantes. Necesidad psíquica de aislamiento, los periodos de retiro le ayudarán a deshacerse de lo que “ha captado” ya que al ser tan receptivo, continuamente absorberá las influencias de su entorno. Será una persona sumamente compasiva y empleará mucha de su energía en ayudar a gente con problemas. Esta posición, indica posibles conflictos con las autoridades o bien una incapacidad para adaptarse a las condiciones de la familia y por razón de tales desencuentros, podría imponerse el destierro voluntario o forzado y arrastrar una vida de extraño entre extraños. Lo habitual de esta posición es que la primera tercera parte de la vida sea desperdiciada en vanos esfuerzos para encontrar un equilibrio y asentarse. Igualmente esta posición del Sol en Casa 12ª hará al nativo creer en el mal de ojo y cierta confusión respecto a su padre o a otros varones de su entorno, vivienciando a su padre como enemigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Estadísticas del blog

  • 682,298 visitas
A %d blogueros les gusta esto: