(Cap. 47) SIGNIFICADO DE LOS PLANETAS EN LAS CASAS (VENUS)

04 - VenusCada casa representa un área de la vida y, dependiendo de su posición, las energías de cada planeta se manifestarán principalmente a través de las circunstancias de la vida representadas por dicha casa. Para saber qué signo corresponde a cada casa tendremos que saber la hora de nuestro nacimiento, de no ser así, no podremos saber con exactitud la posición de los planetas en las casas.

El nativo que tenga a Venus en Casa I tendrá alegría y felicidad durante su infancia, será de carácter amable y como consecuencia despertará agrado en los demás. Sus sentimientos serán ardientes e impulsivos y tanto sus simpatías como antipatías estarán llenas de impulsividad e impremeditación. Es una posición afortunada porque proporciona encanto personal y una buena salud en general. Si este planeta estuviera afligido, será usual un sentimiento amoroso de retorno al propio yo, tendiendo a amarse a sí mismo a través del ser amado.

El nativo que tenga a Venus en Casa II tendrá muchas probabilidades de tener éxito financiero y, generalmente estos nativos serán muy populares, con la consecuencia que serán personas ayudadas por sus amigos alcanzando posiciones lucrativas. Sus sentimientos al ser amables, fieles y sinceramente afectuosos, le atraerán muchas simpatías. Sabrá rodearse de amor y belleza en su entorno y, se verá beneficiado económicamente de estos temas. Su mejor garantía de seguridad material será la utilización de su encanto personal. Será muy importante su estabilidad económica para que muestre enteramente sus sentimientos, y poseerá amabilidad y diplomacia para conseguir sus intereses sin herir sentimientos ajenos. Si este planeta estuviera afligido, hará que este nativo sea una persona pródiga y gastadora, es decir, gastará más de lo que gana.

El nativo que tenga a Venus en Casa III será una persona alegre, entusiasta y tendrá inclinación a ver la vida desde el su lado más brillante. Su relación con hermanos y vecinos será cordial y armoniosa y su expresión tanto hablada como escrita estará llena de amabilidad. Por su acusado amor a los viajes podrá ampliar su círculo social. Sus emociones serán canalizadas a través del intelecto y no del corazón. Tendrá muchas posibilidades de formar pareja a causa de sus asociaciones juveniles; su vida amorosa le abocará a desplazamientos. Se centrará con mayor agrado en las materias estéticas de las que no lo son.

El nativo que tenga a Venus en Casa IV tendrá felicidad en su hogar, especialmente en la última parte de la vida. Tendrá un fuerte deseo de poseer su propio hogar, le agradará mantenerlo cuidado y armonioso, con detalles de flores y objetos bonitos. Será hospitalario y poseerá fuertes sentimientos protectores hacia los demás. Sus caprichos personales raramente se manifestarán externamente si no está seguro de su buena acogida. La sensiblería y el sentimentalismo aparecerán tras la frustración amorosa, estando su vida de pareja influenciada por su familia, teniendo una enorme influencia de los sentimientos en su vida hogareña.

El nativo que tenga a Venus en Casa V le hará excesivamente afectuoso y como resultado de esto, será protagonista de un gran número de amoríos, los cuales se desarrollarán suavemente. Sus deseos de conquista serán acusados, agradándole dramatizar frente a los demás sus experiencias sentimentales para atraer su atención. Es una indicación de que el matrimonio será fructífero y que muchos niños alegrarán su casa. Tendrá un cuidado exquisito en su forma de vestir. Es una posición afortunada para los nativos que se dediquen al profesorado y con instituciones educacionales

El nativo que tenga a Venus en Casa VI tendrá unos sirvientes fieles que trabajarán por el interés de su patrono. Si fuera empleado, será muy querido por sus patronos y compañeros de trabajo. Es una posición excelente para la salud siempre que no se abuse de ella, es decir la constitución es armoniosa, pero no muy fuerte. Existirá el riesgo de excesivo análisis sentimental que le conducirá a una excesiva crítica de las cuestiones emocionales. Le gustará ayudar a los demás, pero le faltará seguridad y tendrá inhibiciones hacia el cariño que le muestren los demás y su vida emocional estará subordinada al sentido del deber. Su entrega y amabilidad para el servicio, la atención o el consuelo hacia las personas con falta de libertad psíquica o física, será algo habitual. Sus hábitos e higiene personal serán refinados.

El nativo que tenga a Venus en Casa VII tendrá un seguro de felicidad doméstica, indica que este nativo tendrá además un matrimonio precoz y un aumento de prosperidad después de tal acontecimiento. En las ocasiones que se presenten litigios, le augura un buen fin, siempre surgirá algún medio para solucionarlos sin llegar a la ruptura. Este nativo poseerá entrega y amabilidad llenas de sincera afectuosidad para temperar cualquier diferencia que pueda surgir en sus relaciones sociales. Su diplomacia y delicadeza de trato con los demás le posibilitarán contar con muchas simpatías ajenas. Sabrá sacar partido económico de sus asociaciones, su sentido estético será muy desarrollado, siendo así, una posición muy buena para actores, cantantes y todos aquellos que se presenten ante un público.

El nativo que tenga a Venus en Casa VIII tendrá una fuerte sensualidad y una naturaleza amorosa apasionada, pero los celos y la posesividad estarán presentes en sus relaciones sentimentales. Obtendrá ganancias como consecuencia del matrimonio, asociaciones o legados, siempre que esté bien aspectado, pero si este planeta estuviera afligido, acarreará pérdidas y disgusto en el amor, o bien proporcionará un compañero de matrimonio extravagante, e igualmente indicaría algún disgusto sobre algún testamento. Deberá ser cauteloso en la firma de contratos, ya que existe riesgo de engaños o equívocos. Sus ganancias dependerán, en determinada forma de los gustos estéticos de los demás. Sus enemistades estarán entre asociados, motivados por asuntos sentimentales.

El nativo que tenga a Venus en Casa IX tendrá unos sentimientos francos y cierta exuberancia demostrativa en sus afectos. Su benevolencia y generosidad contribuirán a hacerle una persona tolerante e, incluso de disposición excesivamente bondadosa, simpática y servicial. La atracción que sentirá por los viajes o por todo lo que sea lejano, le podrán reportar romances sentimentales. Será una persona buscada para los trabajos religiosos o caritativos. El planeta Venus en esta Casa, suavizará los caminos y hará los viajes completamente favorables. Si este planeta estuviera afligido, anhelará hacer muchas cosas, pero hallará excesivas dificultades para realizar sus deseos, si lo consigue alguna vez.

El nativo que tenga a Venus en Casa X tendrá facilidad para evitar los disgustos en la vida y parecerá que las materias financieras favorables esperan su llamada durante toda su vida. Sus sentimientos estarán cargados de responsabilidad, será lento en sus contactos y simpatías sociales, pero gran profundidad y seriedad frente a los mismos. Será una persona parca en sus demostraciones afectuosas sociales hasta contar con la confianza y seguridad suficiente. Sus acciones profesionales darán confianza a sus asociados para invertir económicamente en su apoyo. Este planeta bien aspectado en esta Casa, es uno de los mejores signos para el éxito general en la vida, será una persona muy popular, especialmente entre el sexo opuesto y se elevará en la escala social por medio del matrimonio. Si este planeta estuviera afligido, el nativo será mirado de reojo por las personas de su vecindad y, aunque intente congraciarse con ellas, encontrará muy difícil el conseguirlo, siendo correspondida con insultos y desprecios. Un matrimonio precipitado podría acabar poniendo las cosas peor y envolviendo al nativo con la peor reputación, llegando a considerársele como un pícaro.

El nativo que tenga a Venus en Casa XI tendrá numerosos amigos con la mejor voluntad para ayudarle a convertir en realidad sus deseos y esperanzas, aunque dependerá de la naturaleza y el carácter del signo en el que esté colocado. Si Venus estuviera en el signo de Aries o Escorpio y aspectado solamente por sextil con Mercurio y la Luna, cabe esperar muy poca ayuda comparado con la que daría si estuviera en Tauro o Libra y en aspecto de trígono con el Sol o Júpiter. Si este planeta estuviera afligido en la Casa XI, el nativo atraerá amigos que se impondrán sobre él y le usarán para sus propios fines y, cuando no puedan obtener más beneficios, le abandonarán.

El nativo que tenga a Venus en Casa XII tendrá timidez o reserva en la expresión de sus sentimientos. Si este planeta estuviera bien aspectado, este nativo se beneficiará de ocupaciones relacionadas con hospitales, prisiones, instituciones de caridad u ocupaciones fuera del público. Tendrá asuntos de amor secreto o clandestino que transcurrirán de buena forma si está bien aspectado, pero si este planeta estuviera afligido, o débil por signo, causará grandes disgustos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Estadísticas del blog

  • 682,298 visitas
A %d blogueros les gusta esto: