(Cap. 47) SIGNIFICADO DE LOS PLANETAS EN LAS CASAS (JÚPITER)

06 - JúpiterCada casa representa un área de la vida y, dependiendo de su posición, las energías de cada planeta se manifestarán principalmente a través de las circunstancias de la vida representadas por dicha casa. Para saber qué signo corresponde a cada casa tendremos que saber la hora de nuestro nacimiento, de no ser así, no podremos saber con exactitud la posición de los planetas en las casas.

El nativo que tenga a Júpiter en Casa I tendrá una disposición natural y bondadosa, una naturaleza que respira cordialidad, honor y rectitud. Amará los placeres, particularmente los del campo y serán muy amigos de los viajes. Se considerará un elegido para desempeñar misiones diplomáticas que faciliten posturas encontradas, su sentido de la justicia será muy acusado. Júpiter en Casa I, inclina hacia la obesidad en los últimos años. Este planeta bien aspectado, siempre será un buen signo para la salud y la fortuna general de la vida. Si este planeta estuviera afligido, dará cierta tendencia a la indulgencia propia con arreglo al signo en que esté colocado. Si estuviera en el signo de Cáncer, podrá convertirse en un glotón inveterado, haciendo de su estómago un culto y con el resultado inevitable de que con el tiempo se hará excesivamente obeso, en el signo de Sagitario, será un jugador empedernido, en el signo de Piscis, será excesivamente aficionado al alcohol, en el signo de Escorpio un sensualista de la peor naturaleza y, así sucesivamente en cada signo en que se encuentre. Júpiter afligido en el Ascendente, siempre indicará que la salud sufre como consecuencia de alguna corrupción de la sangre.

El nativo que tenga a Júpiter en Casa II tendrá afición a la buena mesa, un acusado gusto por el confort material, disgusto por las sorpresas o contrariedades materiales y cierta tendencia al conservadurismo intelectual. Si este planeta estuviera bien aspectado, especialmente por el Sol y la Luna, dará una gran prosperidad económica en la vida, de hecho, aún afligido, será un aspecto afortunado, pero en este caso el nativo estará propenso a sufrir pérdidas por medio de direcciones adversas. Si Júpiter estuviera sin aspectos, no proporcionará ninguna ayuda; podría incluso ser pobre y hasta pasar hambre.

El nativo que tenga a Júpiter en Casa III tendrá extraordinarias ventajas para la educación, además la educación que reciba le será de gran beneficio. Sentirá una enorme curiosidad intelectual, en la que se afianzará para ampliar continuamente su formación. Le encantará forzar al máximo sus posibilidades mentales para así demostrar a los demás su valía intelectual. Acusado gusto por la lectura y por los desplazamientos que impliquen contactos culturales. Será popular y querido por hermanos y vecinos e indica éxito como consecuencia de viajes, escritos y publicaciones. Si este planeta estuviera bien aspectado, dará una mente altamente optimista, sin importar los obstáculos que pudieran presentarse. Si Júpiter estuviera afligido, estará propenso a sufrir accidentes durante los viajes, pero este nativo saldrá ileso aunque escapará solamente por el grueso de un cabello. Si el planeta Saturno estuviera mal aspectado, este nativo será descuidado e indolente y si fuera el planeta Marte, la familia y vecinos perderán la confianza en él debido a sus actos imprudentes y precipitados.

El nativo que tenga a Júpiter en Casa IV se desenvolverá mejor en su lugar de nacimiento que en cualquier otra parte y recibirá la ayuda más considerable de sus padres y probablemente una herencia dejada por ellos. Su entorno familiar será armonioso y de gran ayuda para la formación de su personalidad. Al término de su vida habrá acumulado una cantidad considerable de bienes con arreglo a su estado social. Estos nativos pasarán sus días en paz y los finalizarán entre amigos. Tendrán gran confianza frente al futuro, lo cual facilitará mucho su éxito social. Será fácil despertar sus simpatías y su sentido de la generosidad. Desarrollará o engrandecerá el patrimonio familiar recibido. Sentirá necesidad de amplios espacios físico para poder desarrollar sus ideas o actividades. Ayudará a la fundación o desarrollo de entidades internacionales humanitarias. Es posible de que parte de su familia resida fuera del país natal. Este planeta bien aspectado es un signo afortunado para las condiciones del hogar, especialmente en la última parte de la vida. Si este planeta estuviera mal aspectado, una prodigalidad y gustos extravagantes, el amor y tendencias semejantes, dilapidarán sus recursos, lo cual podría llevarle a la bancarrota.

El nativo que tenga a Júpiter en Casa V tendrá una inteligencia elevada y éxito en trabajos educacionales. Podrían ser muy buenos profesores. Su disposición sentimental estará llena de cordialidad. Será un anfitrión admirado en fiestas y reuniones sociales. La educación de sus hijos le preocupará y no le parecerá completa si no intervienen los viajes o universidades extranjeras. Este planeta bien aspectado, aumentará el número de hijos, los cuales le darán muchas satisfacciones. Si Júpiter estuviera afligido, especialmente en el signo de Sagitario, dará cierta tendencia hacia el juego y pérdidas como consecuencia de ello, un amor a los deportes, aversión al trabajo y disgustos por medio de los hijos.

El nativo que tenga a Júpiter en Casa VI tendrá buena salud, una gran capacidad para la cura de enfermos, tendrá sirvientes fieles y atraerá el respeto y la estimación de todos aquellos que se pongan en contacto con este nativo, especialmente en el curso de sus ocupaciones. Poseerá buen discernimiento para conseguir protección y evitar errores en sus prestaciones laborales y una gran capacidad para la docencia universitaria o para la pedagogía. Si este planeta estuviera afligido, dará tendencia hacia los dolores y afecciones del hígado, dilataciones de este órgano, obesidad y desórdenes generales producidos por una indulgencia grande en su apetito.

El nativo que tenga a Júpiter en Casa VII tendrá un corazón grande y noble y un compañero de matrimonio agradable, noble, sincero, honrado, que le traerá favores, fortuna y prestigio social. Muy buena posición astral, tanto para el matrimonio como para las asociaciones, sobre todo en leyes, es una posición ideal para un abogado. Su sentido de la justicia será acusado y equitativo, no exento de clemencia; mantendrá la legalidad y la lealtad en sus contactos sociales. Se apoyará en su pareja o asociados para ascender socialmente o para poder alcanzar sus ideales mentales. Su alegría, simpatía y generosidad le harán mostrarse elocuente en su trato social, tanto que su comprensión y sentido ético convertirán las posibles enemistades en amistades. Poseerá una exquisita habilidad diplomática cuando su deseo de justicia sea puesta en entredicho. Si Júpiter es débil o afligido, perderá sus litigios o sufrirá por abuso de confianza por parte de sus consocios; el matrimonio será demorado, denegado y cuando se consuma se manifestarán algunos inconvenientes por causa de la indolencia y del hábito de indulgencia propia del consorte; por lo tanto, la prudencia dicta que la persona evite tales relaciones. El planeta Júpiter en Casa VII indica un matrimonio legal, pero si estuviera retrógrado no se llegará a legalizar.

El nativo que tenga a Júpiter en Casa VIII tendrá seguridad y audacia para conseguir lo que desee emotivamente con un espíritu constructivo y lleno de recursos para conseguir ventajas materiales en sus actuaciones intelectuales. Juzgará lo que le rodea con gran sagacidad y crítica, y además, lo expondrá con gran valentía. Sabrá descubrir los secretos afectivos de los demás con toda clase de ardides diplomáticos. Tendrá muchas posibilidades de recibir legados de negocios de pareja o asociaciones. Júpiter bien aspectado en Casa VIII indica ganancias por matrimonio, por la asociación o los legados. Es también indicio de una terminación de la vida fácil y placentera, produciéndose cuando se ha recorrido la carrera total de la misma. Cuando este planeta es débil o está afligido indicará pérdidas relacionadas con estos asuntos.

El nativo que tenga a Júpiter en Casa IX será de disposición noble, optimista, bondadosa, con una inteligencia abstracta bien desarrollada, a la que además no le faltará el sentido de la ética y con tendencias religiosas. Este aspecto favorecerá las líneas de pensamiento establecidas sobre bases ortodoxas. Tendrá buena disposición para los estudios superiores, que podrán ser acabados o ampliados fuera de su país natal, una excelente capacidad de comprensión mental y un sentido acusado de la justicia en su forma de concebir la vida. También tendrá un gran amor a los viajes. Si Júpiter estuviera afligido por signo o aspecto o débil, dará una altanería y gusto por las exhibiciones, también puede indicar peligro durante los viajes.

El nativo que tenga a Júpiter en Casa X si este planeta está bien aspectado, tendrá una de las mejores indicaciones para una vida virtuosa, feliz y preeminente, especialmente si el aspecto está respaldado por Saturno, la Luna o el Sol, ya que si fuera así, alcanzará una posición elevada en la Iglesia, en el estado o en el Foro y podría conseguir grandes riquezas. Si Júpiter en Casa X, es débil o afligido, indicaría que el carácter de este nativo no es digno de confianza.

El nativo que tenga a Júpiter en Casa XI si Júpiter está bien aspectado, dará a este nativo riquezas a sus amigos influyentes, los cuales le ayudarán. En el horóscopo de un hombre, significará que el matrimonio será fructífero y que los niños serán de crédito y de ayuda para el padre (también debe examinarse el de la esposa). Si Júpiter está afligido, bien la persona encuentra amigos que son buenos y sinceros en sus deseos para ayudarle, pero faltos de habilidad para hacerlo, o bien los amigos que el nativo atrae vienen a él con el ánimo de ser beneficiados.

El nativo que tenga a Júpiter en Casa XII si Júpiter estuviera bien aspectado, proporcionará a este nativo ganancias y éxitos riquezas a como consecuencia de ocupaciones llevadas a cabo en profesiones recluidas. Si las personas con esta posición son personalmente indigentes, recibirán muchos beneficios de las personas o instituciones de naturaleza fraternal o caritativa, pero si están acomodadas harán donativos con este propósito pródigamente. Si alguna vez se conquistan enemigos encontrarán algún medio de volver a reconciliarse con ellos. Si Júpiter está afligido, hará a la persona indolente e imprevisora y con el tiempo se convertirá generalmente en un asilado de las instituciones caritativas donde vivirá hasta el término de su vida sin pena ni gloria.

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. stephany
    Oct 06, 2014 @ 21:34:57

    Hola, yo tengo jupiter y pluton en retrogrado con el mismo signo y casa, es signo sagitario y casa 6 para los dos planetas.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Estadísticas del blog

  • 833,133 visitas
A %d blogueros les gusta esto: