(CAP. 47) SIGNIFICADO DE LOS PLANETAS EN LAS CASAS (NEPTUNO)

09 - NeptunoCada casa representa un área de la vida y, dependiendo de su posición, las energías de cada planeta se manifestarán principalmente a través de las circunstancias de la vida representadas por dicha casa. Para saber qué signo corresponde a cada casa tendremos que saber la hora de nuestro nacimiento, de no ser así, no podremos saber con exactitud la posición de los planetas en las casas.

El nativo que tenga a Neptuno en Casa I tendrá un cuerpo sensitivo capaz de sentir las vibraciones más sutiles de la naturaleza y, dependiendo de los aspectos que reciba este nebuloso planeta, las vibraciones serán buenas, malas o indiferentes. Sentirá un gran amor por el arte, la música y un deseo por el lujo y todo lo que pueda dar poder en la vida. Tendrá además buena receptividad apoyada por la intuición, con momentos de inspiración que surgirán espontáneamente. Sabrá hacer frente a los esquemas morales establecidos impulsado por sus tendencias espirituales o idealistas. Sentirá un gran descontento hacia las imposiciones morales. Si Neptuno es fuerte y bien aspectado con el Sol, Júpiter o Urano, podemos decir que existe una inmensa naturaleza mística y latente en esta persona. Si estuviera afligido, indicaría una mentalidad sumamente baja o acaso locura, con una naturaleza indolente, morosa, mutable, con gustos y deseos pervertidos y una disposición deshonesta y engañosa. Correrán el riesgo de padecer patologías nerviosas de difícil diagnóstico. En ningún caso es aconsejable que estos nativos tomen drogas o alcohol, esté este planeta bien o mal aspectado.

El nativo que tenga a Neptuno en Casa II tendrá la oportunidad de obtener ganancias mediante todas las cosas en las cuales el agua tenga un significado importante, así como en las sociedades y materias místicas y ocultas. Será una persona con un buen sentido económico para los negocios en los que el agua o los líquidos jueguen un papel destacado, pero será algo descuidada con el dinero. Gran capacidad artística basada en su imaginación para transformar estéticamente los objetos materiales de uso cotidiano. Sus ganancias financieras serán un misterio para las personas que le rodean. Motivado por su idealismo puede vivir momentos de sacrificio material en favor de otras personas más necesitadas. Si este planeta estuviera mal aspectado, los negocios financieros se verán siempre en un estado caótico e indeterminado.

El nativo que tenga a Neptuno en Casa III tendrá tendencia a viajar mucho, sobre todo por agua. Podría tener que vivir con parientes a causa de dificultades en el hogar paterno durante sus primeros años de vida. Esta posición del planeta Neptuno estimula las facultades mentales y proporciona una mente devota. Frecuentemente puede confundir la verdad con lo quiere creer. Presentirá telepáticamente los pensamientos de los demás y poseerá una excelente memoria fotográfica. Si este planeta estuviera mal aspectado, la mente será de orden bajo, astuta, y algunas veces imbécil o idiota con sentimientos pervertidos. Un Neptuno afligido en Casa 3 también indicaría que el nativo puede tener un hermano ilegitimo.

El nativo que tenga a Neptuno en Casa IV la nostalgia forma parte emotiva de su naturaleza íntima. Vivirá en una atmósfera espiritual en su hogar, con unas condiciones excepcionales para el crecimiento del alma. La ternura y el desprendimiento serán condiciones emotivas fundamentales en sus vivencias familiares. Su intuición no conocerá barreras para penetrar en los sentimientos de los demás, le encantará mostrarse protector hacia sus relaciones íntimas. En su familia o en sus orígenes habrá misterios celosamente guardados al conocimiento de los demás. El origen de su patología será hereditario. Si este planeta estuviera mal aspectado, brindará decepciones, fraude, desgracias, traiciones, problemas peculiares y muchos cambios de residencia. También existe cierta predisposición a verse en la mayor pobreza al término de la vida, e incluso verse recluido en una institución pública de caridad.

El nativo que tenga a Neptuno en Casa V indica que este nativo tendrá unas relaciones favorables con alguien de naturaleza espiritual altamente avanzada. Podría obtener ganancias mediante la inversión en cosas gobernadas por Neptuno. Su fantasía, imaginación e intuición unidas le posibilitarán unas excelentes cualidades artísticas. Se sentirá atraído por las confidencias amorosas. Esta posición puede indicar impedimentos afectivos motivados por compromisos adquiridos anteriormente. Si este planeta estuviera mal aspectado, existirán dudas sobre sus orígenes, es decir, el padre dudará de su paternidad.

El nativo que tenga a Neptuno en Casa VI tendrá necesidad de guardar secretos en sus actividades laborales, actuará con abnegación y capacidad de sacrificio en sus servicios cuando afectivamente se le sepa ganar. Es una indicación favorable de facultades psíquicas latentes, las cuales pueden ser desarrolladas con provecho desde el punto de vista espiritual. Si este planeta estuviera mal aspectado, predispone a la prostitución de las facultades espirituales por la mediumnidad, etc. Y, como consecuencia de esto, este nativo puede verse sujeto a los espíritus control y correr un grave peligro de obsesión. Al estar este planeta afligido, indica disgustos y pérdidas por medio de los empleados y propensión a sufrir enfermedades crónicas. Esté bien o mal aspectado, los excitantes serán perjudiciales para su salud.

El nativo que tenga a Neptuno en Casa VII sentirá agrado por las manifestaciones multitudinarias. Indica también un matrimonio con una persona de naturaleza oculta e inspirada, generalmente una unión platónica de lo más satisfactorio para el alma, una verdadera compañía de dos que realmente se completan. Este nativo tendrá gran capacidad de desprendimiento y considerable ternura hacia su pareja. Sus enemistades surgirán como consecuencia de equívocos sociales originados por su despiste. Si este planeta estuviera mal aspectado, indica un compañero de matrimonio emotivo, mediumnico y desconfiable o bien podría sufrir fraude o decepciones en cosas relacionadas con el matrimonio, se puede dar el caso de que uno de los cónyuges cometa bigamia.

El nativo que tenga a Neptuno en Casa VIII obtendrá ganancias como consecuencia del matrimonio, y no mediante el curso ordinario de los negocios. Se beneficiará económicamente de su pareja o asociaciones de forma incomprensible para los demás, las ganancias le llegarán de una manera extraordinaria. Sus muchas dudas afectarán a su capacidad de entrega. Poseerá dones ocultos y la habilidad para interiorizar en el subconsciente humano e interpretar sus claves y símbolos. Se sentirá intrigado hacia lo misterioso y oculto. Si este planeta estuviera mal aspectado, proporcionará pérdidas por fraude o decepciones relacionadas con su compañero de matrimonio, inconvenientes financieros con corporaciones públicas y un final de vida extraño. Bien o mal aspectado, el nativo que tenga al planeta Neptuno en Casa 7, debe pedir consejo antes de firmar contratos o hacer inversiones ya que corre el riesgo de engaño.

El nativo que tenga a Neptuno en Casa IX se dejará llevar por sus presentimientos a la hora de aprender lo esencial de las teorías intelectuales. Sus ideales mentales y principios éticos le conducirán a preocuparse por los valores espirituales. Profesará un gran misticismo, esta posición de Neptuno le será favorable para el cultivo de las facultades espirituales, tendrá visiones extrañas, presentimientos y profecías de manera intuitiva, además de proporcionarle ganancias y placeres en relación con los viajes largos. Si este planeta estuviera mal aspectado, hará que tenga una mente ansiosa y temerosa, siempre estará alerta con presentimientos vagos. Tendrá la oportunidad de viajar, pero le brindará disgustos, y en asuntos legales correrá peligros de complicaciones con mucho riesgo de que le hagan trampas.

El nativo que tenga a Neptuno en Casa X podrá ser un ser de altas aspiraciones, con inclinaciones espirituales y la capacidad para dirigir a las muchedumbre. Si este planeta estuviera mal aspectado, puede indicar un accidente de alguno de los padres, probablemente por agua, mientras el nativo es aún un niño; pero si estuviera bien aspectado a menudo indica legados.

El nativo que tenga a Neptuno en Casa XI será una persona de altas inspiraciones con la capacidad de atraer a otros de naturaleza semejante, los que le serán de mucha ayuda. Si este planeta estuviera mal aspectado, padecerá traiciones y decepciones por parte de esas personas que se llaman amigas. De una u otra forma este nativo debe tener cuidado con los amigos.

El nativo que tenga a Neptuno en Casa XII tendrá éxito en un trabajo de investigación científica u oculta, el cual será llevado a cabo en secreto o lejos del husmeo de la gente. Este nativo probablemente vivirá relaciones secretas placenteras para su alma o bien clandestinas, aunque honorables. Si este planeta estuviera mal aspectado, el nativo tendrá propensión a verse confinado o preso en una institución pública, tal como hospitales, asilos o cárceles a causa de enemigos secretos y poderosos, o bien por una enfermedad crónica contagiosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Estadísticas del blog

  • 682,298 visitas
A %d blogueros les gusta esto: