(Cap. 30) HEMISFERIOS

La carta natal se divide además de las doce casas y los cuatro cuadrantes, en cuatro regiones principales llamadas Hemisferios. Cada Hemisferio está formado por 6 casas; en teoría posee uno de los cuatro ángulos del horóscopo en su punto medio. Los ángulos representan cuatro expresiones primarias de identidad, que las personas adoptan ante la vida.

El Ascendente se corresponde con el Hemisferio Oriental, el Descendente se relaciona con el Hemisferio Occidental, el Fondo de Cielo se relaciona con el Hemisferio Norte y el Medio Cielo se relaciona con el Hemisferio Sur.

Ambos Hemisferios están divididos por el Horizonte siendo importante considerar qué Hemisferio está más enfatizado en la carta natal, porque este factor señalaría la orientación individual básica hacia la vida externa. Un Hemisferio enfatizado dependerá del número de planetas que se encuentren en él. Para que se considere enfatizado deberá haber en él 6 o más planetas; cuando los dos Hemisferios tienen una cantidad igual de planetas (cinco cada uno), veremos en cuál de ellos se halla el Sol, la  Luna y el Regente del Ascendente.

(Se le da el nombre de regente, al planeta que le corresponde a cada signo, es decir a cada signo le corresponde un planeta, es el amo y señor de ese signo. Ejemplo: al signo de Aries le corresponde el planeta Marte por lo cual el regente de Aries, es Marte, al signo de Tauro le corresponde el planeta Venus, así el regente de Tauro es Venus, al signo de Géminis le corresponde el planeta Mercurio, así su regente será Mercurio,  etc.)

Si un Hemisferio contiene los tres (Sol, Luna y el Regente del Ascendente) tendrá más relevancia a la hora de interpretar la Carta Natal, y si se da el caso que dos de estos planetas se encuentran en un Hemisferio y resulta difícil determinar cuál tiene un peso mayor, comprobaremos cuántos planetas caen en Casas Angulares dentro de los dos Hemisferios respectivos y estén cerca de los ángulos. Aunque los planetas y los signos nos ofrecerán un refuerzo adicional, sólo el Sol tomará preeminencia sobre la influencia de la Luna y el Regente del Ascendente.

.- El Ascendente es el ángulo que representa la identidad personal, indica la forma por la cual nos vemos a nosotros mismos al salir al mundo exterior, la naturaleza de nuestra expresión cara al exterior, nuestra respuesta externa. Describe nuestra voluntad de acción según el patrón de comportamiento del signo de este ángulo.

.- El Descendente es nuestro ángulo de identidad reflejada en la imagen del otro; describe partes latentes de nuestra propia naturaleza a las que no nos relacionamos de forma personal o directa. Estas cualidades son normalmente proyectadas sobre las personas a quienes atraemos, las que a su vez revierten sobre nosotros esas facetas en el proceso de relación. Usualmente la imagen que nos remiten sirve para estimular una mayor objetividad y son proyectadas nuevamente hacia nuestra dirección a través del comportamiento con quienes interactuamos.

.- El Medio Cielo es ángulo que simboliza nuestra identidad social o imagen pública. Es una identidad individual más impersonal porque no suele ser elegida por la persona, sino que aprende a estructurarla según las exigencias de la sociedad en que vive. A medida que se convierte en una identidad consciente, podrá determinar dónde se sitúa y funciona mejor dentro del esquema social. Realmente la persona será puesta a prueba y juzgada por el mundo según la naturaleza de esta imagen pública. Sugiere rasgos de nuestra naturaleza que nos impulsan a manifestar nuestro potencial más elevado con un propósito, siendo a menudo el resultado el logro de los objetivos de nuestra vida.

.- El Fondo del Cielo es ángulo que simboliza nuestra identidad heredada o imagen subjetiva. Aquí se determinará nuestro ser en sus raíces más profundas orientadas hacia la seguridad. Aquí adoptamos el papel subconsciente para asegurarnos bases internas más profundas; señala nuestra manera más natural de anclarnos interiormente antes de experimentar nuestro ser externamente. Esta identidad es parcialmente heredada, el Fondo de Cielo es el que más conecta con el pasado, es una imagen subconsciente de nosotros mismos desarrollada en ciclos previos de experiencia antes del nacimiento implicando condiciones genéticas o vidas pasadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Estadísticas del blog

  • 680,333 visitas
A %d blogueros les gusta esto: