CONSTELACIÓN DE VIRGO

El noble mito de Astrea se ve reforzado por el de la Cabellera de Berenice. Zeus la subió al cielo, situándola entre las estrellas como la constelación de Virgo, y la balanza de la justicia que llevaba en las manos se convirtió en la cercana constelación Libra.  Berenice era una reina romana devota de Venus. Su esposo, un rey de Egipto, marchó a la guerra de Siria, de la cual muchos no regresaban. Berenice hizo un voto: si su esposo regresaba salvo, ella sacrificaría a Venus sus trenzas rubias, por las cuales era tan conocida. La guerra terminó y el rey regresó ileso; ella, fiel a su promesa, se cortó las trenzas y las llevó al templo de su diosa. Por la mañana, la ofrenda había desaparecido misteriosamente y nadie sabía de su paradero. La noche, sin embargo, trajo la respuesta: en lo alto del cielo los astrónomos de la corte vieron las brillantes trenzas transformadas en estrellas por la agraciada Venus.  Esta respetuosa ofrenda de Berenice da a los nativos de la Virgen un sentido alto de sacrificio y hace que empleen horas de su precioso tiempo en ayudar a que un ser querido se sobreponga de una crisis o de un peligro. La Ursa Major aparece parcialmente en la esfera de Virgo, la cual da un buen ejemplo de amor paterno. Junto a  Berenice se encuentra una impresionante constelación: Bootes, con su estrella Arturo, la sexta más brillante del cielo. Bootes pastor y cazador, encabeza a los lebreles del gajo de Virgo. Él reúne los rebaños celestes con su cayado de estrellas, significando la disciplina, la rectitud de propósito y un amoroso cuidado. Canes Venatici, los Lebreles o Perros de Caza, saltan al norte de Virgo, gráciles de forma y ligeros en la carrera. Son los lebreles de Bootes, el cual reside en la zona vecina de Libra. Estos perros dan rapidez, ligereza de movimientos, dinamismo y ritmo al signo de la Virgen. Al norte del todo está la Cola del Dragón (Draco), cuya cabeza se encuentra en Sagittarius. El Dragón es guardián de un tesoro y es el símbolo de la transmutación. Corvus (el Cuervo o la Corneja) se encuentra debajo de Virgo y es un pájaro de mal agüero. Ovidio dice que Corvus fue colocado entre las estrellas como castigo por su falsedad y, aún más, para tenerlo alejado de las higueras sagradas cuyo fruto tanto le apetecía. Según la leyenda, sus plumas eran originalmente blancas cuando estaba en el Arca de Noé. Pero, cuando lo soltaron, se convirtió en negro como la noche y en un buscador de carroña, que es el emblema de la muerte. Este pajarraco puede dar al signo de la Virgen negación, escepticismo y mezquindad. Bajo el cuervo se encuentra la enorme cola de Hydra, que se alarga hasta el gajo de Cáncer y que es símbolo de excesos y apetitos desmesurados.  Más abajo se encuentra el Centauro, una de las constelaciones más prominentes del gajo de Virgo, con su poderosa estrella Alfa del Centauro.  Esta criatura mitad hombre y mitad caballo es un símbolo de naturaleza instintiva y dual así como el jefe de una nutrida banda, él es un primo salvaje de Crotus o Sagittarius. Durante un regio banquete de bodas, el Centauro se emborrachó de vino,  perdió la cabeza; y, acto seguido, raptó a la novia. Como castigo por sus excesos, el Centauro fue desterrado como constelación al cielo del sur. Una constelación radiante y espléndida es la Cruz del Sur, símbolo de una carga en la vida. También puede indicar dominio de lo material o ser manejado por la materia. El único insecto entre las estrellas es la Mosca, símbolo de lo molesto. La mosca crea disgustos y nerviosismos que zumban alrededor de la cabeza, simbolizando también al pesado o al latoso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Estadísticas del blog

  • 788,544 visitas
A %d blogueros les gusta esto: