¿DE QUÉ ÁRBOL CAÍSTE?

La Astrología Celta nos ofrece características de nuestro carácter, a través de la interpretación de diferentes clases de árboles. Ellos consideraban a los árboles sagrados, predecían el futuro a través de ellos y crearon un horóscopo relacionando un determinado árbol a los días del año. Así según el día en que hayamos nacido, nos corresponde un árbol. Si has nacido…

Del 2  al 11 de enero, le corresponde el Abeto:

Del 12  al 24 de enero, le corresponde el Olmo:

Del 25 de enero  al 3 de febrero, le corresponde el Ciprés:

Del 4  al 8 de febrero, le corresponde el Álamo:

Del 9  al 18 de febrero, le corresponde el Cedro:

Del 19  al 28 de febrero, le corresponde el Pino:

Del  1  al 10 de marzo, le corresponde el Sauce llorón:

Del 11  al 20 de marzo, le corresponde el Árbol de Tilo (Lima):

Al  21 de marzo  le corresponde el Roble:

Del  22  al 31 de marzo, le corresponde el Árbol del Avellano:

Del 1  al 10 de abril, le corresponde el Árbol Rowan:

Del  11 al 20 de abril le corresponde el Árbol de Arce:

Del  21 al 30 de abril le corresponde el Árbol del Nogal:

Del  1 al 14 de mayo le corresponde el Árbol del Álamo:

Del  15 al 24 de mayo le corresponde el Árbol del Castaño:

Del  25 de mayo  al 3 de junio le corresponde el Árbol de Cenizas:

Del  4 al 13 de junio le corresponde el Árbol Hornbeam:

Del  14  al 23 de junio le corresponde el Árbol de la Higuera:

Al  24 de junio  le corresponde el Árbol del Abedul:

Del  25 de junio  al 4 de julio le corresponde el Árbol del Manzano:

Del  5  al 14 de julio le corresponde el Árbol del Abeto:

Del  15 al 25 de julio le corresponde el Árbol del Olmo:

Del  26 de julio  al 4 de agosto le corresponde el Árbol del Ciprés:

Del  5  al 13 de agosto le corresponde el Árbol del Álamo:

Del  14  al 23 de agosto le corresponde el Árbol del Cedro:

Del  24 de agosto  al 2 de septiembre le corresponde el Árbol del Pino:

Del  3  al 12 de septiembre le corresponde el Árbol del Sauce llorón:

Del  13 al 22 de septiembre le corresponde el Árbol de Limas:

Al 23 de septiembre  le corresponde el Árbol del Olivo:

Del  24 de septiembre  al 3 de octubre le corresponde el Árbol del Avellano:

Del  4  al 13 de octubre le corresponde el Árbol Rowan:

Del  14 al 23 de octubre le corresponde el Árbol de Arce:

Del  24 de octubre  al  11 de noviembre le corresponde el Árbol del Nogal:

Del  12 al  21 de noviembre le corresponde el Árbol del  Castaño:

Del  22 de noviembre  al  1 de diciembre le corresponde el Árbol de Cenizas:

Del  2  al  11 de diciembre le corresponde el Árbol Horbeam:

Del  12  al  21 de diciembre le corresponde el Árbol de la Higuera:

Al  22 de diciembre le corresponde el Árbol de la Haya:

Del 23 de diciembre al 1 de enero, le corresponde el Manzano:

El árbol del Abeto (el Misterio), es una persona de extraordinario buen gusto, es digna, sofisticada, ama la belleza, es temperamental y testaruda. Con tendencia al egoísmo, aunque se preocupa por los más cercanos, es ambiciosa, talentosa, amante insatisfecha, persona de muchos amigos y enemigos. Se puede confiar en ella.

El árbol del Olmo (la Mentalidad noble), tiene una figura agradable con buen gusto en el vestir, de pocas exigencias, aunque no olvida los errores, alegre, le gusta mandar pero no obedecer, pareja honesta y fiel, le gusta tomar las decisiones por los demás, tiene sentido del humor y es muy práctica.

El árbol del Ciprés  (la Fidelidad), persona fuerte, muscular, adaptable, toma de la vida lo que quiera darle, es una persona satisfecha, optimista. Ansía el dinero y el reconocimiento, odia la soledad, es una pareja fiel y apasionada, aunque insatisfecha, se altera fácilmente, poco dócil y desinteresada.

El árbol del Álamo  (la Incertidumbre), es una persona con un alto sentido de la estética, algo insegura, valiente sólo lo necesario. Necesita estar en un ambiente agradable, es selectiva, entusiasta, buena organizadora, a veces solitaria, persona de confianza, y se toma muy en serio las relaciones.

El árbol del Cedro (la Confianza), es de una belleza extraña, tiene buena salud, extrovertida, segura de sí, impaciente, talentosa, le gusta impresionar a los demás, optimista, decidida, espera un único y verdadero amor, tiende a menospreciar a los demás.

El árbol del Pino (lo Particular), persona robusta, activa, natural, buena compañía pero no siempre amistosa, enamoradiza, pero su pasión fácilmente se apaga, se rinde y se decepciona muy pronto, es persona de confianza y de carácter práctico.

El árbol del Sauce Llorón (la Melancolía), persona bella, pero melancólica, atractiva, empática, ama lo bello, soñadora, le gusta viajar, caprichosa, influenciable, difícil para convivir, intuitiva, sufridora en el amor, a veces encuentra el sustento en su pareja.

El árbol de Lima (la Duda), odia las disputas, el estrés, el trabajo, pero sin embargo le molesta la ociosidad. Sabe ceder y suele hacer sacrificios por los amigos, talentosa pero nada tenaz para explotarlos, se lamenta en demasía, acepta de la vida lo que le da, persona celosa pero leal.

El árbol del Roble (la Valentía), persona de naturaleza robusta, valiente, fuerte, implacable, independiente, sensible, le disgustan los cambios, realista, le gusta la acción.

El árbol Rowan (la Sensibilidad), llena de encantos, da sin expectativas, le gusta llamar la atención, ama la vida, es emocional, muy activa, no le importan las complicaciones, es tanto dependiente como independiente. Tiene muy buen gusto, es apasionada, artística, buena compañía y no olvida.

El árbol del Arce (la Mente Abierta), es una persona fuera de lo común, llena de imaginación y originalidad, tímida y reservada, ambiciosa y orgullosa, segura de sí misma, con sed de nuevas experiencias, algunas veces nerviosa, tiene muchas complejidades, buena memoria, aprende rápidamente, con una vida amorosa complicada, le gusta impresionar.

El árbol del Nogal (la Pasión), implacable, persona extraña y llena de contrastes, a menudo egoísta, agresiva, noble, de amplios horizontes, de reacciones inesperadas, espontánea, ambiciosa, nada flexible, pareja difícil y poco común, ingeniosa, celosa y apasionada, no se compromete.

El árbol del Castaño ( la Honestidad), de belleza inusual, no desea impresionar, con un desarrollado sentido de la justicia, vivaz, es una persona interesada, diplomática de nacimiento, sin embargo se irrita fácilmente y es muy sensible en compañía, muchas veces por falta de seguridad en si mismo, a veces actúa con sentido de superioridad, se siente incomprendido, ama una sola vez, tiene dificultades para encontrar pareja.

El árbol de Cenizas (la Ambición), es una persona excepcionalmente atractiva vivaz, impulsiva, exigente, no le importan las críticas, ambiciosa, inteligente, talentosa, le gusta jugar con el destino, puede ser egoísta, amante fiel y prudente, fiable, digna de confianza, en ocasiones el cerebro controla el corazón, asume sus relaciones de manera seria.

El árbol Horbeam (el Buen Gusto), de belleza fresca, preocupada por su apariencia y su nivel económico, generosa, de buen gusto, vive lo mejor posible, disciplinada, busca la bondad en su pareja, sueña con amantes inusuales, feliz con sus sentimientos, desconfía de la mayoría de las personas.

El árbol de la Higuera (la Sensibilidad), persona poco voluntariosa, independiente, no admite las contradicciones ni las discusiones, ama la vida, la familia, los niños y los animales, buen sentido del humor, persona fuerte pero perezosa, práctica e inteligente.

El árbol del Abedul (la inspiración), una persona vivaz, atractiva, elegante, amistosa, no pretenciosa, modesta, no le gustan los excesos, aborrece lo vulgar, ama la vida en la naturaleza y la calma, no muy apasionada, llena de imaginación, poco ambiciosa, crea una atmósfera de calma y satisfacción.

El árbol del Manzano (el amor), tiene mucho carisma, es una persona llamativa, atractiva, coqueta, aventurera, sensible, quiere amar y ser amada. Compañera fiel y tierna, muy generosa, despreocupada, con talento científico y vive el día a día.

El árbol del Olivo (la Sabiduría), ama el Sol, posee sentimientos cálidos y tiernos, razonable, equilibrada, evita la violencia y la agresión. Es tolerante, alegre, tranquila, con un fuerte sentido de la justicia, sensible, nada celosa, le gusta mucho leer y la compañía de personas sofisticadas.

El árbol del Avellano ( lo Extraordinario), es una persona encantadora, no pide nada, muy comprensiva, sabe como impresionar a la gente, activa en la lucha de causas sociales, popular, temperamental y amante caprichoso, honesta y compañera tolerante, con un sentido de la justicia muy preciso.

El árbol de la Haya (la Creatividad), tiene buen gusto, le preocupan las apariencias, materialista, organiza bien su vida y su carrera, persona ahorrativa, líder, no corre riesgos innecesarios, razonable, espléndida compañera, le gusta mantener la línea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Estadísticas del blog

  • 833,122 visitas
A %d blogueros les gusta esto: