ELEFANTE

El elefante es uno de los amuletos más conocidos y utilizados ¿quién no se comprado o le han traído de sus viajes un elefante de madera o marfil? Se le considera guardián de las casas, su origen lo encontramos en la India y se refiere al dios Ganesh. Dios de la sabiduría, de la buena suerte, el comercio y las letras, es invocado por escritores, comerciantes, y en los juegos de azar. La creencia es que con su trompa ayudaba a eliminar obstáculos. Antes de cualquier viaje o empresa difícil es recomendable encomendarse a Ganesh, para  que todo llegue a buen fin. Los hindúes consideran al elefante un animal muy inteligente y así, Ganesh se convierte como el más inteligente de los dioses. Son muchas las personas que ponen en la entrada de su casa un elefante para guardar su hogar de todo mal y que les proporcione buena suerte, pero, hay que saber que el elefante debe tener la trompa hacia arriba y mirar hacia la puerta de entrada. Los elefantes con la trompa hacia abajo atraen las malas energías. Aunque este amuleto es utilizado con forma de elefante, en la India se representa a Ganesh en su forma humana con cabeza de elefante, cuatro brazos y una gran barriga. Su aspecto nos dice que no debemos guiarnos por las apariencias y que sólo aquél que mire en el interior podrá llegar a encontrar lo que busca. Esta es su leyenda:

Ganesh era hijo de la diosa Parvati y el dios Shiva. A su madre le gustaba estar sola y habitualmente le encargaba a Ganesh el papel de centinela de sus aposentos. En cierta ocasión la diosa Parvati, quiso bañarse sin ser molestada y le hizo una vez más, el encargo de vigilar la puerta y prohibirle la entrada a cualquiera que intentara entrar en sus aposentos mientras ella se bañaba. Pero he ahí que fue su padre el dios Shiva el que quiso entrar en los aposentos de su esposa. Ganesh, fiel al encargo de su madre le prohibió la entrada a su propio padre. Shiva, entonces se enfureció, sacó su espada y le cortó la cabeza al pobre Ganesh. La cabeza saltó, empezó a rodar por una pendiente y desapareció. Parvati, ante tanto alboroto salió de sus aposentos y se encontró a su hijo decapitado por su padre. Ella llorando le dijo a su marido que su hijo sólo cumplía sus órdenes. Shiva, arrepentido por el momento de ira, mandó a un sirviente que le trajera la cabeza de su hijo, al no encontrarla, el dios le ordenó que trajera la primera cabeza que encontrase. Y, la primera cabeza que encontró fue la de un elefante que presto se la llevó a su amo. El dios Shiva inmediatamente le puso la cabeza de elefante sobre los hombros de Ganesh y le resucitó. A partir de ese momento Ganesh dejó de ser un apuesto joven y se convirtió mitad hombre, mitad elefante.

No obstante otra leyenda cuenta que Ganesh y su hermano Skanda, dios de la guerra apostaron hacer una carrera alrededor del mundo. Skanda inició el recorrido alrededor del mundo montado en su pavo real, lo hizo lo más rápido que pudo, pero cuando llegó al punto de partida Ganesh ya estaba allí. Ganesh había dado una vuelta alrededor de su padres que a su entender al ser los dioses supremos eran todo su mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Estadísticas del blog

  • 788,544 visitas
A %d blogueros les gusta esto: