CONSTELACIÓN DE SAGITARIO

Al norte de Sagittarius está Scutum, el Escudo de Zeus, símbolo del honor de la familia, de protección y de fortaleza. Más al norte está Aquila, el Águila, representando el poder y la intrepidez, así como el don de tomar las cosas con una visión de altura y de conjunto. El águila era el ave favorita del potente Zeus, adornaba su escudo y majestuosamente se posaba sobre uno de sus hombros. Arriba de Aquila está la Flecha (Sagitta), disparada por Hércules en dirección del Aquila, la Lira y el Cisne, (los Pájaros de Estinfalia), que era uno de los trabajos de Hércules, es símbolo de rapidez y rectitud de propósito. Sobre la anterior constelación se halla Lyra, la Lira, que incluye a la estrella Vega, la cuarta más brillante del cielo. Fue Hermes, juguetón por excelencia, quien inventó la lira, usando la concha de una tortuga y las tripas de una vaca. Unos pocos días después de nacer, Hermes se acercó con su lira pendiente del cinturón a los abundantes rebaños de Apolo, que al  descubrir el robo,  se quejó a Zeus, pidiendo como compensación, ya que no podía recuperar su ganado, la lira de Hermes, (Apolo la había oído tocar al poeta Orfeo y había quedado maravillado), fue esta lira, con la brillante Vega entre sus cuerdas, la que Apolo colocó entre las estrellas. Desde ahí brilla en el gajo de Sagittarius dando poderes creativos. Debajo está Vulpecula, la Zorra, que habla de astucia y agilidad mental. Entre (el Scutum y Lyra se halla la Cola de la Serpiente (Serpens Cauda), que forma parte de la constelación de Ophiuchus Serpentario). En la cola de las serpientes se halla el receptáculo de los huevos, lo que se asimila a la fecundidad, simbolizando también los instintos. El cuello del Dragón (Draco) está más próximo al norte que las anteriores constelaciones y representa la agilidad de movimientos y de mente, así como la facilidad para eludir las responsabilidades. Al sur  está Corona Australis, la Corona del Sur, símbolo de nobleza o de engreimiento. Bajo la Corona Australis está Telescopium, que apunta hacia la zona más ancha y abundante en estrellas de la Vía Láctea. Este instrumento habla de las ansias de la persona del Centauro de ver más lejos en tiempo y espacio. Al sur está Pavo, el Pavo Real, que nos dice que puede haber vanidad y orgullo.  En relación con este Pavo Real está el mito de Argos, un gigante llamado también Panoptes (el que todo lo ve) que posee cien ojos, con los cuales puede inspeccionar a un tiempo todo el entorno, su fuerza es  proverbial. Hera le dio la misión de vigilar a Io, la amante de Zeus, que había sido convertida en vaca por éste para ocultarla.  Pero Hera sospechaba de su identidad y por eso Argos ató a la vaca a un olivo y la vigilaba sin cesar puesto que, mientras unos ojos dormían, otros los tenía abiertos.  Pero Zeus encargó a Hermes la liberación de Io. Para unos con su flauta de pan y, para otros, contándole historias interminables, Hermes consiguió dormir poco a poco todos los ojos de Argos y le mató. En homenaje a su sirviente caído, Juno, convirtió a Argos en un pavo real y lo colocó entre las estrellas, simbolizando los “cien ojos” de la cola del pavo real.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Estadísticas del blog

  • 833,133 visitas
A %d blogueros les gusta esto: