SERPIENTE

Los años de nacimiento de la Serpiente: 1905, 1917, 1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001, próximo será el 2013, año de la Serpiente de Agua.

La Serpiente es un animal que tiene mala fama en Occidente, a causa del rol que ha desempeñado en la Biblia de tentadora de Eva. Pero en el Nuevo Testamento, ya Jesús decía a sus discípulos: “Sed sabios como serpientes”, dando a ese animal una extraña reputación de sabiduría. En las ciencias herméticas, la serpiente es el símbolo del saber esotérico y es en este sentido que la tradición china da el nombre de la serpiente a uno de los animales de su Zodíaco. La Serpiente es prudente, es observadora, le gusta analizar las cosas apartada del mundanal ruido. Posee una gran capacidad de análisis y su inteligencia es tan vasta como la del Tigre, pero mientras éste se interesa exclusivamente por lo que se encuentra en la superficie de la tierra, por los fenómenos, la Serpiente proyecta su inteligencia al análisis de las causas. Donde mejor se encuentra la Serpiente es en un laboratorio, estudiando el microcosmos y tratando de descubrir las leyes de la Naturaleza. El honor y las vanidades no van con su personalidad. No le gusta figurar, y es tal vez el peor vestido y el peor acicalado de todos los signos del Zodíaco chino. Las mujeres Serpientes tienen fama de ser muy bellas y, en Oriente, uno de los piropos que suele dirigirse a la mujer es de llamarla Serpiente, pero no es menos cierto que tales mujeres no sacan partido de su capital-belleza y que suelen huir de los  devaneos amorosos. Entre un joven de su edad y una persona de otra generación, prefiere el segundo. Los Serpientes suelen encontrar muchas dificultades en su vida ordinaria. Se encuentran situados en un contexto humano que no propicia la expansión de sus facultades. Es posible que no puedan realizar los estudios a que los hace acreedores su capacidad y es por ello que en este signo se encuentren muchos autodidactas. Con estudios o sin ellos, brillan por su inteligencia y su profundidad, pero no son gentes de naturaleza alegre y expansiva. Lo que peor le va son las relaciones humanas, ya que a su timidez natural se une una dificultad de expresarse. En sus escritos se expresa mucho mejor porque puede concentrar su pensamiento y eliminar lo superfluo. Casi siempre se encuentra en una situación inferior a la que debería tener por sus merecimientos y aunque nunca protesta, tiene el sentimiento de ser víctima de una injusticia. Ve como los demás, muy inferiores en mérito, progresan más rápidamente. Si es un Serpiente inferior, acabará siendo un resentido social y como ganará su dinero con cuentagotas, se volverá tacaño, tanto más en cuanto que no podrá contar enormemente sobre su cónyuge para que le ayude a ingresar dinero en casa y a menudo la familia dependerá de su propio esfuerzo. Pero el Serpiente es tenaz en su trabajo y acabará, con los años, ocupando un puesto independiente. El Serpiente evolucionado es uno de los seres más felices del Zodíaco chino, ya que es el que menos necesidades tiene en lo que se refiere a lo material, y es el individuo que realiza descubrimientos intelectuales o espirituales que lo llenan de euforia.  Evolucionado o no, es una persona solitaria. No es que le falten amigos, pero son todos de naturaleza voluble y fugaz, tendrá amigos de temporada, que le durarán poco tiempo. En los períodos positivos, puede encontrar amigos de gran cordialidad, pero a los pocos días esa amistad se enfriará, al no ser alimentada de manera conveniente. En su vida amorosa se dan extrañas paradojas. Por un lado, es un animal de sexualidad precoz, pero es sobre todo su timidez la responsable de que no encuentre en su primera juventud su pareja ideal. Por su modo de ser, le es difícil encontrar un oponente de sexo contrario y se encuentra más comprendido con personas que le sobrepasan en edad. Tarde en la vida, cuando ya no lo espera, el amor visita al Serpiente. Es de naturaleza fecunda, capaz de tener intercambios sexuales con cualquier ejemplar del sexo contrario, sea cual sea su edad. Es un especialista en las concesiones, convencida de que ha venido a este mundo para sufrir, le parece normal que los demás pasen antes que ella. No se les nota mientras viven, sólo se les nota cuando han desaparecido, cuando ya no están ahí para ejercer su función. Entonces nos damos cuenta de cuán fundamental e irremplazable era su presencia. Deberá evitar el trato con el Tigre,  y el Mono.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Estadísticas del blog

  • 788,544 visitas
A %d blogueros les gusta esto: